Psicología Demujer : Blog

El Blog de Psicología Demujer está creado para compartir experiencias y aprendizajes. 

TERRORISMO ÍNTIMO: LA VIOLENCIA PSICOLÓGICA NORMALIZADA 

Es sútil, pero letal, la mayoría de las veces no se detecta por el tipo de agresión a la cual se ve sometida la persona que la recibe. Es apenas detectable y suele confundirse con las propias consecuencias que este tipo de violencia genera.

Es muy sútil y muchas veces intermitente, va en directo desmedro de la autoestima, socava profundamente el autoconcepto para terminar despojando a la persona de sí mismo, de su forma de ser, de su entorno, de sus amigos, para someterse a complacer constantemente a su agresor.

Esta progresiva anulación de la persona maltratada comienza a dudar de su valor personal, de sus posibilidades. Junto con la desvalorización aparece la culpa, llegando a creer que lo merece, que de alguna forma es lo que le toco aguantar por el hecho de tener pareja, o porque teme enfrentar un fracaso en la unión de pareja que mantiene. Esta fuerte dependencia se traduce en la imposibilidad de la persona de separarse de su agresor, aunque esta consciente del daño que se hace no logra dimensionar el impacto que esto tiene en su vida, a estas alturas ya cree que merece lo que esta recibiendo, sin contar que todo esto que esta ocurriendo es en nombre del "amor".

Como reconocer algunos signos de violencia psicológica:

• Ignorar a la persona o castigarla sin hablarle. 
• Evitar hablar de los verdaderos sentimientos por miedo a la reacción.
• Comenzar a ocultar información por miedo a las reacciones que pueda tener la persona que ejerce la violencia. Temor a contradecir, incapacidad de tomar decisiones por sí sola.
• No expresa tus logros, sin embargo, no pierde un segundo para decirte en que te has equivocado.
• No comparte actividades que tu propongas.
• No comparte con tus amigos, te aleja de tu familia.
• Critica tu entorno.
• Utilizar su información intima o familiar para herirle.
• Invadir completamente su privacidad 

Estos son solo algunas de las formas en que se presenta, si te identificas con solo una de ellas es una señal de alerta que estás siendo víctima de violencia psicológica.

• De las consecuencias que provoca este tipo de violencia en las personas, podemos hablar de síntomas físicos que pueden ser confundidos con malestares comunes, tales como dolores de cabeza, episodios de ansiedad que pueden terminar con el abuso de alcohol y/o drogas, depresión, ataques de llanto, crisis de pánico, problemas para dormir y comer, cansancio.
• De las señales psicológicas las personas que víctimas de maltrato psicológico son inseguridad sostenida, miedo a tomar decisiones incluso pequeñas, baja o nula autoestima, percepción de fracaso, se somete y justifica el maltrato para sentirse mejor.

Es tal el estrés al que se somete la persona que puede perder la perspectiva de la situación que esta viviendo, llegando a normalizarla completamente.
Si reconoces algunos de estos síntomas en ti o alguien cercano lo único que puedo decirte que es que puedas pedir ayuda.

Activar nuestro poder personal 

El poder personal es equivalente a reconocer nuestra verdad, es decir, quienes somos, que queremos, que nos gusta. Asimismo nos hace saber que es lo contrario, lo que ya no queremos, a que estoy sometido, que es lo que no me gusta en mi vida pero lo conservo. En este punto aparece la transformación, porque para saber porque sostengo personas o situaciones en mi vida que realmente no van de la mano con mi verdad, debo entrar el proceso de revisar, analizar, evaluar y tomar decisiones.

El miedo a ejercer nuestro poder personal, nos hace limitar el protagonismo en la toma de decisiones de nuestra vida. Nos resulta fácil aferrarnos a lo conocido puesto que el miedo a tomar posición en nuestra vida, a tomar nuestras propias decisiones se traduce en iniciar un proceso de transformación y esta alquimia personal evalúa, analiza , critica para dar paso a dejar ir aquello que esta caduco en nuestra vida y eso da miedo, miedo al vacío, debido a que la costumbre de estar aferrado al mismo contexto ya sea personal o profesional no nos permite hacernos conscientes de nuestras fortalezas, por tanto creemos que no las tenemos o no sabemos cómo utilizarlas.

Esta etapa es el inicio del contacto con el poder personal, y porque menciono la valentía como una herramienta? Debido a que para dar paso a conectar con nosotros mismos debemos hacerle frente al apego de lo conocido, logrando ver en nosotros primero que es lo que aún no hemos puesto para poder establecer nuevas formas de hacer las cosas tanto a nivel de actitud , de comportamiento , de intención.

Pensamos muchas veces que soltar o dejar ir, es renunciar y tomar cosas nuevas, por el contrario dejar ir o soltar nuestros apegos, nuestras limitaciones, modificar nuestras creencias que están arraigadas en nuestro interior , impactará de manera natural en nuestro entorno por lo que también es opción quedarse cuando la trasformación nos otorga ese resultado. Empoderarse también es un contacto íntimo con nuestro poder personal, atender a nuestras necesidades es poder personal, ser responsables de nuestra vida es activar nuestro poder personal.

LAS MUJERES SABIAS SON ATREVIDAS

(Jean Shinoda Bolen) 

El ser atrevida tiene que ver con la valentía para asumir, para no dar pie atrás cuando hemos tomado decisiones. Se trata de ser mujeres resueltas, emprendedoras, dispuestas a entregar lo mejor de nosotras en cada cosa que hagamos.

Salir de la zona cómoda, ir por más, por aquello que necesitamos, aquello que merecemos, esforzarnos por nuestros objetivos. Ser yo mismo en la libertad de tomar decisiones que me reporten bienestar.

  • Experimentar el miedo como un aliado para ponernos en alerta, como una oportunidad para generar los cambios en el momento oportuno.
  • Es tener un ánimo desenvuelto, positivo, es creer que puedo y saber que lo haré.
  • Es seguir adelante, liviana y ligera, siendo una Mujer Intuitiva.

LAS MUJERES SABIAS NO VIVEN QUEJÁNDOSE, GENERAN CAMBIOS.

(Jean Shinoda Bolen)

Ante una situación difícil es natural querer hablar sobre lo que nos pasa, analizarlo, buscar opiniones, conversar una y otra vez, para entender, para tener claridad y es válido.

El problema con esto surge cuando nos vamos quedando "pegadas" en la situación, en lo que ya sabemos, producto del análisis previo o la evidencia de que aquello ya no funciona, de tal forma que logramos amplificar el problema y junto con esto el dolor que aquello nos produce.

Seguimos en ocasiones dándole vueltas a la situación de manera que perdemos la perspectiva, lo cual genera que no encontremos salida a lo que tenemos que resolver entonces luego de nuestro análisis pasamos a la queja, la queja cierra mentes y oídos, condenando a quien la realiza de forma rutinaria, a un tiempo improductivo y un derroche de energías.

Cuando surge la queja es que no nos estamos haciendo cargo, sino que estamos poniendo nuestra responsabilidad fuera de nosotros, culpando a todo y todos, tal vez sea así muchas veces, lo que nos sucede es una responsabilidad compartida, pero somos nosotros los que debemos poner el límite y resolver, tomar decisiones para generar cambios.

Como podemos hacer esto

  • Visualizar los recursos internos de los cuales somos dueñas
  • Ampliar la mirada de lo que está pasando
  • Activar nuestra intuición
  • Soltar
  • Buscar ayuda si requerimos
  • Dar el paso
  • Decidir

IMAGINA PARA CONECTAR CONTIGO

Imagina que estás en tu lugar favorito, en aquel que recuerdes alguna experiencia agradable que hayas vivido, puede ser en la naturaleza. Te encuentras sentada frente a ese paisaje, que te da tranquilidad. Concéntrate en que emociones te acompañaban, trata de volver a sentir lo que sentías, imagina que desde tu mente vas sacando tus creencias, tus juicios y sesgos, que limitan de alguna forma tu capacidad de estar armonía. 

Obsérvalas y detente en aquello que te cause más emoción, que de aquello te sirve hoy en el presente para usar como herramienta de inicio de una trasformación en tu vida. Observa que de aquello está más alcance para que puedas elaborar nuevas ideas que sirvan para conectar con la armonía interior que deseas obtener, que de alguna forma activen tu conexión con la vida. 

Abre tu mente hacia el aprendizaje y su contante fluir hasta abrirte paso. 

Con esta sensación de libertad y confianza inicia cada día con un propósito nuevo y recuerda que puedes volver a conectar con esta visualización cada vez que necesites armonizar tus emociones.

Conectando con la esencia


El día que me di cuenta que estaba más viva que nunca fue el día más oscuro, y cuando la oscuridad más gélida abrazaba mi corazón, pude ver que no estaba sola, había alguien conmigo y ese alguien era yo misma renaciendo desde mi instinto de mujer salvaje con una nueva piel, un nuevo corazón listo para dar amor, ahora conmigo.

Conectar con nuestra esencia femenina nos permite visualizar quienes somos , que tenemos como fortaleza, establecer nuestro propósito, tener valentía para tomar decisiones, reconciliarnos con nuestra sombra y surgir nuevamente a vivir nuestra vida.

Psicología Demujer

AUTOCUIDADO RELACIÓN DIRECTA CON LA AUTOESTIMA 


Un tema que sin duda es popular a diario como consejo para las mujeres, tiene que ver con el amor hacia uno mismo, el valorarse, el amarse.

De pronto me han consultado si amarse a uno mismo no es tener una actitud un tanto egocéntrica, y la verdad para responder a esto debemos entender que el amarse a uno mismo no tiene que ver con el egoísmo, que se puede definir con el excesivo interés en satisfacer las propias necesidades aún expensas de las necesidades de quienes le rodean.

El amor propio o la voluntad de amarse, tiene que ver con la búsqueda interior del propio conocimiento, de saber quién soy. Esto, aunque puede sonar abstracto es muy importante para lograr la meta de amarse.

El saber quién soy, me ayudará a establecer primero mi posición en el mundo, el espacio que estoy ocupando y desde ahí saber hacia dónde quiero llegar. En este sentido consciente de ser quién soy en el mundo me permitirá satisfacer en mejor medida mis necesidades estando en armonía con el entorno que me rodea, ya sean personas, situaciones o lo que nos rodea y sea de importancia para nosotros. Este conocimiento también nos hace comprender nuestro ser desde lo corporal de nuestra salud física, de lo que estamos introduciendo al interior de nuestro cuerpo, de hábitos, costumbres que no solo impactan en nuestro cuerpo, sino que también en nuestra salud mental.

Desde este punto comienza la valoración personal, que puede manifestarse en cuidarnos a nosotros mismos tal y cómo lo hacemos con quienes nos rodean, por ejemplo, si eres madre y a diario te preocupas por alimentar bien a tu hijo, por protegerlo del frío, porque este en un entorno sano, si llora lo abrazas y lo contienes, derramas ternura y aprecio porque es algo que te importa, pues bien, todas esas acciones debes tenerlas hacia ti. 

CUANDO SE VUELVE A COMENZAR LUEGO DE UNA CRISIS O FRACASO 

Las épocas de crisis nos obligan a mirar, a observar con ojos más críticos la forma en que nos conducimos, la manera en que resolvemos y lo más práctico y visibles, como actuamos, frente a la situación o problema.


Sin duda todos de alguna forma hemos vivido momentos confusos, de crisis tal vez marcados por una serie de situaciones, personas y eventos que nos han llevado al fracaso. 


"Estos procesos no sólo suponen el replanteo de las situaciones, sino que también surgen profundos cambios que se van haciendo presente en nuestra consciencia."

El aprendizaje real después de un fracaso ocurre en nuestro interior , en el derribamiento total o parcial de nuestra estructura de vida conocida hasta entonces, pues bien cuando todo pasa y comienza poco a poco a volver la calma, es importante hacer presente ese nuevo contenido y aplicarlo en nuestra conducta presente , hacer visible como abordaremos las situaciones de nuestra vida, reconocer la nueva fortaleza, que de seguro ha cambiado, conocer esa nueva capacidad creativa para abordar nuestro propósito, cuales herramientas pondremos a disposición de nuestro presente.

Abordar la comprensión de las situaciones desde una perspectiva más amplia, decidir si dejamos atrás o bien hay algo que rescatar para aplicar en el presente.

EL CONOCERNOS NUEVAMENTE DESPUÉS DEL FRACASO, RESULTA LA ACCIÓN PRINCIPAL ANTES DE VOLVER A COMENZAR.

Sin Filtro, el desafío de la regulación emocional. 

El expresar nuestras emociones sin canalizarlas puede de alguna forma herir los sentimientos de quienes se encuentran en nuestro entorno. 

Para nosotras las mujeres que en ocasiones perdemos el control, sobre todo de nuestras emociones, las personas de nuestro entorno nos dicen que explotamos y decimos lo que se nos vienen a nuestra cabeza primero, para luego en el momento de la calma pensar en cada una de las palabras que hemos dicho, si bien todos tenemos derecho a expresarnos, muchas veces confundimos la libertad de expresión con "la libertad de agresión, puede sonar terrible esta frase, puesto que nadie piensa en ser agresiva., aunque a veces es lamentablemente así, un mar de emociones se nos viene y logra sacarnos de nuestro equilibrio.

El expresar nuestras emociones sin canalizarlas puede de alguna forma herir los sentimientos de quienes se encuentran en nuestro entorno.

Desde esta perspectiva te preguntarás ¿debo entonces quedarme callada? ¿No puedo decir lo que realmente pienso o siento frente a una situación determinada?

Es un real desafío, si consideramos que nosotras, las mujeres somos cíclicas, hormonales y algunas sufrimos de síndrome premenstrual, nos preguntamos entonces ¿es decir orgánicamente nuestro cuerpo produce hormonas que causan vaivenes emocionales, Como hacemos entonces? Identificar, conocer y poder gestionar nuestras emociones de manera consciente, de modo que podamos ejercer la autorregulación de nuestras emociones. ¿Te preguntarás que significa esto? ¿Si estoy despierta y vivo a cada momento lo que me pasa? ¿Cómo debo ser más consciente?, Vamos entonces al primer paso.

Hacernos conscientes de nuestros estados emocionales implica detenernos un segundo para observarnos. ¿cómo se logra esto? Será fácil para algunas que prácticas, yoga, hacemos deporte o alguna meditación - es importante incluir este tipo de hábitos en nuestra rutina diaria-.

Lo primero es observar nuestra sensación corporal, observar nuestro cuerpo, que sucede con él cuando sentimos algo. Hagamos un pequeño ejercicio ¿que sientes ahora? ¿Cómo está tu cuerpo?, ¿te duele alguna parte?

Por ejemplo, cuándo sentimos miedo, rabia, alegría, tristeza, poder conocer que pasa en nuestra corporalidad. Un ejemplo clásico es que cuándo nos vergüenza por alguna situación nos ruborizamos ... ¿Te es familiar esa sensación? Pues bien, ahora intenta describir que es lo que dice tu cuerpo en este momento. Es interesante cuando logramos identificar nuestro sentir con la sensación corporal, imagínate el paso siguiente darle nombre, de cualquier forma, no nos apuremos sigamos.

El sentir que pasa en nuestro cuerpo nos ayudará a aprender de nosotras mismas, tomado responsabilidad poco a poco de aquellas sensaciones o sentimientos que nos hacen "explotar" por ejemplo, logrando identificar nuestra emoción, poniéndole nombre.

Esto produce que nuestras emociones se muestren y las observemos tal y como son sin ser evitadas, al hacer esto, nuestras emociones fluirán libremente de modo natural, real, sin ser evitadas lo que se transforma en un aprendizaje hacia nuestro mundo interior que sin duda se irá convirtiendo en una herramienta, realizar este ejercicio a diario iniciará un hábito que estará siempre disponible y nos ayudará a conocernos, instalándose como un mecanismo de acción para la resolución de nuestros conflictos cotidianos, para lidiar con lo que nos sucede cada día y también como un ayuda a nuestro conocimiento interior.

Lo segundo luego de identificadas nuestras emociones, el siguiente paso es aprender a ejercer nuestra regulación emocional, cuando somos capaces de observar nuestra emoción, sentirla corporalmente podemos identificarla, es decir ponerle nombre, saber desde donde o que ocasiono que sintamos eso, al saber esto que podremos regularlas y tener cierto tipo de control sobre ellas, esto quiere decir sentir sin valorar o mejor dicho sin emitir juicio de aquello que estamos sintiendo, Ejemplo la creencia que no debemos sentir algunas cosas cómo pena o tristeza , a que se refiere esto te doy otro ejemplo: Muchas veces nos cuestionamos ¿Por qué siento rabia? ¿Por qué siento pena? ¿Por qué siento miedo? O más extremo ¿porque odio alguna situación o a alguna persona? Las emociones no positivas ni negativas, las sentimos simplemente, o bien las enjuiciamos de acuerdo a nuestras creencias. La buena noticia es que Sí podemos sentirlas, tenemos derecho a sentirlas, somos personas y las personas pasamos por momentos que nos sobrepasan las situaciones de nuestra vida. Observar, identificar y regular estas emociones nos permitirá describirlas y poder participar siendo protagonistas en nuestro propio proceso personal, saber desde donde surgen, aprendiendo a canalizar lo que sentimos para poder resolver cada situación de una manera más armónica, de poder salir de momentos de presión, de ser capaces de equilibrar nuestros esfuerzos en función de conservar nuestra paz interior.

Finalmente, un siguiente paso, luego de identificar, observar y regular, estamos en condiciones de poder dirigir nuestra emoción a cada lugar donde pertenecen, hacia el lugar donde han surgido. Les doy otro ejercicio, si siento tristeza simplemente porque algo que esperaba no resulto, o bien porque algo que nos hemos propuesto aun cuándo pude todo el esfuerzo en ello no salió como esperaba, o más allá algo que quería decir no fue recibido a quién yo dirigí mi expresión no logro el impacto que yo deseaba.

Desde Aquí surgen las siguientes preguntas ¿qué es lo que propuse no fue bien expresado por mí? ¿Mi expresión corporal quizás no fue la correcta? Esto último es muy importante y es que debemos analizar que nuestra corporalidad siempre esté en sintonía con lo que decimos. ¿Cuáles fortalezas personales entonces ocupo? Ahora podemos entonces ocupar el primer paso de la identificación, saber que poseemos para poder utilizarlo.

En cada pregunta va un cuestionamiento positivo hacia nosotras, lo cual genera un esfuerzo por conocernos mejor, por revisar de manera consciente nuestro lenguaje corporal en sintonía con nuestro lenguaje verbal, la forma en nos comunicamos es entonces la clave para llevar a cabo todo esto que hemos llamado autorregulación, serpa útil para que las personas que están en nuestro alrededor nos escuchen, nos entiendan y mejor aún seamos comprendidas.

Reinvéntate mujer, saca o mejor saca a relucir tu fortaleza siendo sin duda la mejor versión de nosotras mismas momento a momento.

Coaching para mujeres Apreciación de la naturaleza de la Mujer para generar cambios , medita y práctica uno de ellos cada día.

APRECIAR

La forma en que miramos el mundo que nos rodea es la misma con la que nos miramos a nosotros mismos. Por tanto, si nos cuesta mirar el lado positivo o de aprendizaje de cada situación que se nos presenta, debemos atender a la señal de alerta y cuestionar el porqué de esa visión, que nos pasa que no estamos vibrando en una frecuencia que permita construir, que estamos viendo que nos saboteamos en nuestro propósito. ¡En este punto es importante saber si podemos salir solos de esta situación o debemos pedir AYUDA! De este modo lograremos APRECIAR:

APRECIAR ES VALORAR, ACOGER, RESPETAR, RECONOCER, DARLE VALOR, AGRADECER, AFIRMAR, GRATITUD. ¿LO VES EN TI?

HACERNOS CONSCIENTES 

 "El hacernos conscientes de nosotras mismas y de cómo estamos viendo situaciones, de cómo nos estamos relacionando, a que le estamos dando valor, a que le estamos restando tiempo y que nos reclama atención y porque lo hacemos."

También hacernos conscientes de que hábitos que adoptado y que nos influyen, nos condicionan y nos amarran. En esto me detengo puesto que existen hábitos nuestros o adquiridos mediante nuestras relaciones, que nos privan de nuestra libertad personal. En casos más avanzados existen hábitos que llegan a generar adicciones a nivel emocional, físico y psicológico.

Pues bien ¿cuáles son aquellas fortalezas que tengo y que aún no he utilizado para mejorar aquella situación que me impide llegar a mi propósito?

CUESTIONAR

Es importante en nuestra vida cuestionar aquello que estamos haciendo, sobre todo si comenzamos muchas veces a sentir malestar o incomodidad con nuestra acciones, situaciones o personas. El cuestionar tiene que ver con explorar para descubrir aquello que por alguna razón no está funcionando en nuestra vida y que nos está restando satisfacción personal. 

Esto se manifiesta primero en síntomas físicos como tensión muscular, molestias en el estómago, cansancio. También psicológicamente estamos más irritables, desencantados, desmotivados. En casos más avanzados tristes y sin ganas de hacer cosas que antes nos gustaban. Pues bien, no esperemos a que esto avance y cuestionemos:

  • ¿Estoy siendo consciente de mis fortalezas y las estoy utilizando?
  • ¿Tengo una imagen optimista acerca de mis posibilidades y recursos?
  • ¿Considero mis errores como oportunidades de aprendizaje o me culpo pensando en ellos?
  • ¿Pongo atención en aquello que deseo ver florecer y crecer en mi vida?
  • ¿Me rodeo de personas que ven y hacen emerger lo mejor mí?

DESINTOXICAR LA MENTE, EL CUERPO Y LA EMOCIÓN

Validar todas y cada una de nuestras emociones.

El aceptar nuestras emociones tal y cómo se producen en nuestro interior, abre el camino para poder expresarlas.

Cada emoción produce en nosotros una sensación física perceptible, si logramos reconocer físicamente sensaciones que nos incomodan o molesta, seremos capaces de darle atención a nuestras emociones que muchas veces, se encuentran reprimidas por nuestro entorno, porque no es adecuado, porque en mejor olvidarlo, porque no debo hablar así... y un sinfín de juicios acerca que es lo que debemos sentir.

El no habitar en nuestras emociones nos llevan a tomar hábitos que nos dañan.